Reflexiones desde la cuarentena

Si deseas compartir

El artículo que escribimos hoy no es acerca de Mastología como venimos acostumbrando, si no más bien es una reflexión acerca de estos días que nos está tocando vivir a propósito de la cuarentena por la pandemia del COVID19.

Pero ¿qué es una cuarentena?
Es un período de tiempo donde el individuo o una población permanece aislada para evitar su contacto con otras personas y así evitar la diseminación de una enfermedad.

¿Por qué se llama cuarentena?
La teoría más aceptada la relaciona con los 40 días que duró el retiro de Jesucristo aislado en el desierto, de allí que el número 40 tenga cierta repetición en otros ámbitos, pero esto ya es otro tema.

El ser humano por naturaleza es un ser social, y el hecho de hacerlo confinar durante cierto período de tiempo, sin poder salir por un lado, y limitando su interacción social por el otro, le trae una serie de consecuencias por romper toda su dinámica, y este es un aspecto que según los especialistas debemos cuidar, pues podemos sufrir ciertas consecuencias.

¿Qué debemos hacer?
Se aconseja que nos levantemos a la misma hora, tal cual como si fuéramos a salir a nuestra jornada habitual, y posterior al aseo personal y desayuno, cambiarnos de ropa y no quedar todo el día en ropa de cama.

Tratar de mantener una disciplina y horario, e ir realizando actividades así sea en casa que nos mantengan distraídos, bien sea arreglo de desperfecto en casa que no habíamos podido hacer por «falta de tiempo», leer ese libro que no habíamos podido, o para aquellos que pueden, realizar algunas actividades laborales vía telemática (teletrabajo o trabajo a distancia).

También se puede aprovechar los momentos para esa llamada telefónica que está pendiente desde hace semanas para saludar a un amigo o familiar, pero que nunca «nos daba tiempo».

Igualmente debemos incluir en la disciplina del día a día rutinas de ejercicio, ya que normalmente al estar confinados, nuestra actividad física tiende a disminuir, con el correspondiente agotamiento posterior.

Todos queremos estar enterados de las últimas novedades o noticias, pero ¡cuidado!, en las redes están circulando muchos bulos acerca falsas curas, o remedios para evitar el contagio, ¿qué hacer? Sigue las recomendaciones que dan entes reconocidos como la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) quien dispone de material en diferentes idiomas, y el cual hemos replicado en las redes, tanto de @mastologiahlf como las del Instituto Venezolano de Mastología (@ivmastologia) para difusión pública.

Con respecto a los más pequeños de la casa, también debemos fijarles rutinas, que balanceen el trabajo escolar que le hayan enviado con actividades distractivas (juegos, dinámicas, ayuda en los oficios del hogar), para hacerles pasar estos días de la forma menos traumática posible.

Recuerda, para este virus no hay tratamiento específico, tampoco tenemos vacuna al momento de escribir estas líneas, lo que ha funcionado es el aislamiento para evitar una diseminación masiva y de esta forma evitar que llegue a la población de riesgo, y si tenemos que salir, por el motivo que sea, deben ser:
• Salidas absolutamente necesarias
• Que duren el menor tiempo posible
• El menor contacto social, manteniendo el anillo de seguridad, que es la distancia mínima entre 1 y 2 metros con otra persona, evitando saludar con la mano, besos o abrazos.
• Si estornudas, cúbrete con la cara anterior del codo, y si usas pañuelo, que sea descartable y deberás desecharlo adecuadamente.
• Lavado de manos con abundante agua y jabón durante al menos 20 segundos de forma vigorosa, cuantas veces lo puedas hacer al día.
• Uso de soluciones de gel a base de alcohol al 70%, que si bien no es sustituto del lavado de manos, en aquellas situaciones que no disponemos de un lavabo, nos ayuda a tener las manos limpias.
• Uso de sustancias desinfectantes para limpiar todas aquellas zonas que podamos ir tocando (pomos de puerta, botones de timbres, ascensores, etc).
• Sigue protocolos de limpieza para cuando llegues de la calle, para evitar contaminar el interior de tu casa.

Recuerda, con el aislamiento y estas medidas, no solo te proteges tú, proteges a tu familia y a tu comunidad, ya que evitamos la diseminación viral.

Ya para terminar, que esta cuarentena sirva para que el día de mañana, ese abrazo, esa conversación, esa visita o ese viaje que hemos aplazado por mil motivos, lo hagamos; que ese tiempo que podemos pasar haciendo interacción social, de verdad lo aprovechemos, porque son en épocas como los que vivimos hoy que nos hacen falta y que en el día a día no lo valoramos, ya que como dijimos al principio, los seres humanos somos sociales por naturaleza; y mientras tanto, tengamos la mente ocupada para que la monotonía no nos consuma.

One thought on “Reflexiones desde la cuarentena

  1. Así es . Esto, por dondequiera que lo veamos, es una difícil circunstancia para todos , a todo nivel y en todo el mundo . Nadie estaba preparado para esto. Por tanto, como médico de urgencias , solo puedo insistir en la importancia medular de la ventana respiratoria, del aseo de manos, el aislamiento social , así cómo seguir las directrices de organismos oficiales . Tratar de mantener una rutina dentro de casa para hacer tolerable el confinamiento . Armarnos de paciencia y no desatender las medidas preventivas harto conocidas . ¡Ánimo¡ Y…Lávate las manos y Quédate en casa

  2. Tienes razón Humberto

    Entre todos podemos contribuir a reducir la velocidad y alcance de la transmisión de este nuevo coronavirus

    Creo que nos está recordando la importancia de la higiene cotidiana y de los protocolos de lavado y esterilización en nuestras consultas.

    Saludos desde Caracas

    1. Excelentes Recomendaciones Dr Humberto agradecida y las tomaré en cuenta ,no es fácil pero la disciplina y la la Ge nos protegerá y saldremos muy pronto de esta pandemia

    2. Muchas gracias Dr. Un articulo excelente, pensando en salud, en vivencias humanas que en el dia a dia dejamos de valorar, en disciplina y bienestar. Muy bueno para reflexionar. Muchas gracias.

  3. Excelente Dr. Lopez. Realmente necesitamos drenar la ansiedad y el estres que se genera. Por ello mantener el mismo ritual de asearnos, vestirnos y mantenernos activos son una buena medicina para sobreyevar este auto confinamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.