FDA, implantes y cáncer (desglosando la noticia)

Si deseas compartir

En la tercera semana de marzo 2017, una noticia saltó a la palestra pública con numerosos titulares en noticieros a nivel mundial alertando de un tipo de cáncer que se vinculaba al hecho de tener implantes de mama pero ¿qué sabemos en realidad? ¿qué debemos hacer?

.

 

Vista al microscopio de linfocitos grandes anaplásicos. Tomado de Steven H. Swerdlow et al. Blood 2016;127:2375-2390

Ya desde enero del 2011 existen los primeros reportes por parte de la FDA (Food and Drug Administration) de los Estados Unidos de América describiendo el Linfoma Anaplásico de Células Grandes Asociado a Implantes Mamarios (Breast Implant-Associated Anaplastic Large Cell Lymphona, BIO-ALCL) . En ese momento habían muy pocos casos (34) reportados y 60 informes a nivel mundial recopilados de la literatura, y no era posible determinar qué factores podían aumentar el riesgo; para el año 2016 la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualiza la clasificación de las enfermedades linfoproliferativas (haz click aquí si quieres ver el artículo publicado en la revista Blood) y la incluye en la misma.

A inicios de febrero del 2017, la ya mencionada FDA tiene reportados 359 casos de los cuales en 231 tienen la información del tipo de superficie del implante (rugoso Vs. liso) pero no acerca de la existencia y el tipo, en caso que los hubieran tenido, de implantes anteriores; para tal fin y con el objetivo de poder disponer de la mayor información posible The Plastic Surgery Foundation se encuentra coordinando un estudio donde médicos de todo el mundo pueden acceder a su web y registrar los casos que hayan podido diagnosticar.

Hasta estas líneas hemos realizado un recorrido histórico de este linfoma, pero ¿qué es el Linfoma Anaplásico de Células Grandes Asociado a Implantes Mamarios? 

Modificado de Philip A. Thompson, Stephen Lade, Howard Webster, Gail Ryan, H. Miles Prince
Haematologica November 2010 95: 1977-1979

Es una enfermedad maligna que se desarrolla alrededor del implante mamario y la cápsula que lo rodea, pero no se debe confundir con un cáncer de mama. Por mecanismos desconocidos hasta la fecha, unas células de nuestro sistema linfático llamadas linfocitos T crecen y se transforman en malignas, multiplicándose de forma anárquica en el tejido que rodea al implante, ocasionando de forma variable algunos síntomas como seromas persistentes (el seroma es un acúmulo de líquido que rodea al implante y que con cierta frecuencia se puede observar antes del año de operado), contractura muscular, asimetría mamaria, dolor y/o formación de nódulos rodeando al implante. Estos síntomas se observan meses o años después de la mamoplastia de aumento y en caso de presentarlos debemos recordar que la mayoría de las veces se deben a otros motivos sin relación al linfoma que nos ocupa en estas líneas.

La incidencia (cantidad de casos nuevos) y prevalencia (cantidad de casos nuevos y antiguos) de este linfoma es desconocida por falta de datos, comenzando por el hecho que se desconocen cuantos implantes mamarios se han colocado a nivel mundial, sin embargo la misma FDA al igual que la autoridad de salud de Australia destacan que es una entidad de aparición rara (1 en 1.000 a 1 en 10.000 mujeres con implantes mamarios).

¿Qué debe hacer entonces la mujer portadora de implantes?

Tanto la autoridades sanitarias de Estados Unidos, Australia como de otros países recomiendan controles médicos rutinarios, y hasta este momento sugieren que no se retire de forma preventiva los implantes, ni tampoco realizar estudios adicionales a los que periódicamente se debe realizar la mujer (mamografía, ecografía mamaria y/o resonancia magnética) de acuerdo a la evaluación del médico tratante.

Para finalizar, en caso de presentar algunos de los síntomas ya descritos o algún otro relacionado a la mama debe consultar a su médico, tomando en cuenta que la posibilidad que se trate de esta enfermedad asociada a los implantes es muy baja.

 

Haz click aquí si quieres descargar el manual en español editado por la FDA para quienes tengan o quieran tener implantes mamarios

Con información de U.S. Food and Drugs Administration, Department of Health Australian Government, Blood, European Hematology Association, Agence nationale de sécurité du médicament et des produits de santé.

NOTA: Como siempre destaco, esta es una información de tipo general y a modo de orientación que no pretende sustituir la consulta médica ni la opinión del médico tratante.

Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos en nuestros correos o a través de las redes sociales.

®2017 Dr. Humberto López-Fernández @mastologiaHLF

Si me quieres contactar haz click aquí

 

Dr. Humberto López-Fernández

Médico orgullosamente egresado de la Universidad de Los Andes (Mérida Venezuela) Cirujano Mastólogo, Máster en Senología y Patología Mamaria de la Universitat de Barcelona . Apasionado de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, son un camino floreciente para la educación en salud y difusión de información.

5 comentarios:

  1. Pedro Luis Márquez

    Buena informacion, gracias Dr por compartirla.

  2. Zulma Bermudez Guere

    gracias por la información , para estar pendiente ,aunque no tenga implante

  3. María Eugenia Flores

    Gracias por informarnos.

  4. Gracias Dr. Todos sus articulos son muy interésantes y educativos, saludos

  5. Que buen análisis Humberto. Gracias por compartir tus estudios, análisis e investigaciones con el objeto de desmitificar noticias que alarma a la población y especialmente a las pacientes portadoras de prótesis mamarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *