Octubre Rosa 2021

Si deseas compartir

Desde hace varios años cada vez que comienza octubre, una vorágine de publicaciones y mensajes acerca de la historia del lazo rosado vienen a nosotros, acompañado de la recomendaciones del autoexamen mamario.

Sin embargo hoy yo no quiero seguir esta misma tónica y más bien voy a dar un mensaje un poquito diferente; ya sabemos que el cáncer de mama es una enfermedad para la cual NO existe una vacuna, es decir alguna sustancia que nos la pongamos y lo podamos evitar completamente, pero sí sabemos que además de los factores de riesgo que pueden aumentar o disminuir la aparición de esta enfermedad y que hablaremos en otro momento, la mejor estrategia que tenemos es el diagnóstico precoz y oportuno (esto se conoce como prevención secundaria).

Pero ¿cómo hacemos un diagnóstico precoz? Hemos oído y leído hasta la saciedad realizarse el autoexamen, pero, si nos tocamos algo en el autoexamen significa que ya la lesión es palpable (y en promedio debería medir más de 20mm); nosotros queremos diagnosticar precisamente antes que la lesión se toque, pero ¿por qué? Porque las lesiones no palpables generalmente corresponden a un estadio precoz, y sabemos que los estadios precoces con lesiones que miden menos de 10 mm si son tratadas correctamente, la sobrevida libre de enfermedad a cinco años es cerca del 98 %.

¿Y cómo hacemos entonces un diagnóstico precoz?

Se ha demostrado que el único método para poder realizarlo es a través de la mamografía, porque es el examen que puede evidenciar lesiones milimétricas, pero ojo, la mamografía para poder ver estas lesiones tan pequeñas debe cumplir algunas condiciones:

  • El equipo tiene que ser de una extraordinaria calidad, digital o de preferencia tomosíntesis (también conocida como mamografía 3D); aquí es bueno aclarar que no es lo mismo una mamografía digitalizada que una digital; la mamografía digitalizada son equipos antiguos donde solamente cambien el procesamiento de la imagen de un revelado como se hacía antiguamente a poderlo pasar en una computadora, así se vea la imagen en una pantalla no tiene la resolución de una mamografía digital. Demás está decir que estos equipos tienen que tener un mantenimiento periódico e intenso, para evitar errores a la hora de captar la imagen.
  • Mamógrafo Selenia Dimensions 3D, IVM
    Con personal técnico y médico, Imágenes IVM

  • Personal técnico: los técnicos de mamografía son aquellas personas que realizan el estudio y tienen que tener una preparación y entrenamiento exhaustivos, ya que de ellos depende que la mama quede, no solo correctamente posicionada, sino además usar las técnicas de compresión, magnificación y energía adecuadas para obtener una imagen de extraordinaria calidad, así como conocer y realizar las proyecciones adicionales que se necesiten sin escatimar esfuerzos, tal como la maniobras de Eklund que se realiza en las mujeres con implantes mamarios.
  • Médicos imagenólogos: también conocido como médicos radiólogos, son los especialistas en interpretar las imágenes que nos dan los equipos; en el caso de la imagen mamaria tienen que tener además un entrenamiento exhaustivo en Mastología, ya que la imagen mamaria dista mucho de ser una imagen fácil, sobre todo cuando estamos en la búsqueda de estas lesiones milimétricas. Son parte fundamental del equipo de trabajo en las Unidades de Patología Mamaria, y deben ser quienes realicen la ecografía mamaria cuando esté indicada, siendo lo ideal que el mismo grupo de trabajo que realiza la mamografía haga el estudio ecográfico para que se complemente entre ellos y tener una conclusión diagnóstica integrada.
  • Parte del equipo de médicos imagenólogos.
    Instituto Venezolano de Mastología

    El lema ya no debe ser tócate para que no te toque,

    el lema debe ser «hazte la mamografía cuando te toque».

    Humberto López-Fernández octubre 2019

    En próximas entregas estaremos conversando acerca de las Unidades de Patologia Mamaria y su importancia en el manejo, no solo del cáncer de mama, sino del resto de enfermedades que pueden suceder en este órgano.

    Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos en nuestros correos o a través de las redes sociales.

    ®2021 Dr. Humberto López-Fernández @mastologiaHLF

    Si me quieres contactar haz click aquí

    Si quieres suscribirte a la lista de correo para que te lleguen las novedades de primera mano, ve a este enlace

    ¡Feliz 2021!

    Si deseas compartir

    ¡Ya por fin hemos dejado atrás 2020! Creo sin temor a equivocarme que debe ser una de las expresiones más repetidas en las últimas horas, ya que ha sido un año complicado, difícil, muy duro de llevar, para no emplear otro tipo de palabras malsonantes.

    Un año que, además de la crisis que ya nos lleva aquejando desde hace tiempo, mucho tiempo, en Venezuela, se sumó la crisis global por la pandemia SARSCOV2, afectando desde el componente económico, social, y sobre todo sanitario. Corría el mes de marzo cuando ya se hacía manifiesta que era una pandemia y escribimos un artículo en este mismo Blog que titulamos Reflexiones desde la cuarentena donde de acuerdo con recopilaciones de expertos hacíamos un recuento de cómo deberíamos afrontar la cuarentena que vendría, sobre todo sabiendo que en ese momento el país casi no tenía casos registrados y que nos íbamos a enfrentar a un largo confinamiento, que a día de hoy se mantiene parcialmente de acuerdo a como se vea.

    Ya en abril, y de acuerdo a las informaciones que iban publicando diferentes organismos publicamos un nuevo artículo Recomendaciones y errores a evitar ante el COVID19 donde quisimos hacer una pequeña guía práctica para cuidarnos y prevenir contagiarnos, tomando en cuenta que en esas semanas había muchas informaciones circulando por redes sin contrastar, suposiciones y bulos, rodando de forma incesante y llevando a conductas erróneas.

    Esto en conclusion nos ha llevado a valorar más la palabra SALUD, que creo dejaremos de usar como un cliché y la diremos de forma más sentida, valorando el estar y sentirnos bien, y sabiendo que gran parte de esta salud está de nuestro lado el conservarla, bien con respecto a la pandemia cumpliendo las medidas ya altamente difundidas como el distanciamiento social, lavado de manos constante y uso de mascarilla, y sobre todo NO DESCUIDARNOS, que ya muchas partes del orbe están pasando la segunda y temiendo la tercera ola.

    Ya cierro estas líneas, y uso las mismas palabras con las que despedí la carta de hace un año, vivir un día a la vez pero sin descuidarnos.

    Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos en nuestros correos o a través de las redes sociales.

    ®2021 Dr. Humberto López-Fernández @mastologiaHLF

    Si me quieres contactar haz click aquí

    Si quieres suscribirte a la lista de correo para que te lleguen las novedades de primera mano, ve a este enlace

    5 aspectos que debemos saber de los implantes mamarios

    Si deseas compartir

    Los implantes mamarios son dispositivos médicos que se usan para aumentar el volumen de la mama, bien sea por razones estéticas o reconstructivas pero, son todos los implantes iguales? la respuesta definitivamente es no.

    Antes de entrar en tema, me gustaría hacer primero algo de historia y, conocer de dónde vienen estos dispositivos y cuál ha sido su evolución.

    Vector de Fondo creado por brgfx – www.freepik.es

    Historia

    Cirujanos estadounidenses Thomas Cronin y Frank Gerow, quienes realizan la primera cirugía de aumento mamario con implantes usando un dispositivo hecho con láminas de silicona y relleno de aceite de silicona (gel)

    Los intentos de realizar aumentos mamarios datan desde hace muchos años (siglo XIX) a través generalmente de la inyección de numerosas sustancias, que haría de este artículo muy largo si nos pusiéramos a explicarlas; los primeros implantes descritos fueron en la década de los años 1960 cuando los cirujanos estadounidenses Thomas Cronin y Frank Gerow, realizan la primera cirugía de aumento mamario con implantes usando un dispositivo hecho con láminas de silicona y relleno de aceite de silicona (gel) de uso médico de la marca Dow Corning.

    Desde esa época los implantes han evolucionado mucho desde el punto de vista tecnológico, pero siempre con la misma función que es el aumento del volumen mamario.

    Tipos de implantes

    Los implantes se dividen de acuerdo a varias clasificaciones; veremos dos de las más comunes, como son la forma y el material del cual está realizado.

    Implantes según la forma

    Implantes Anatómicos:

    Tienen forma de gota, semejando la forma de la mama natural; el cirujano en el momento de colocarlas debe cuidar la posición según su forma. Son muy usados en Europa.

    Implantes Redondos:

    Como dice su nombre su base es redonda y se proyecta de forma uniforme en todo su volumen. Son de los más usados en Latinoamérica.

    Implantes según su material

    La estructura del implante se divide en dos partes, la cápsula o envoltorio y el relleno.

    Habitualmente la cápsula está hecha de un elastómero de Silicona de grado médico, y esta según el modelo puede ser lisa, texturizada, microtexturizada en diversas variantes. Hace pocos años con la aparición del Linfoma Anaplásico de Células Grandes Asociado a Implantes Mamarios, y del cual escribimos un artículo (que puedes leer haciendo clic en el enlace) se relacionaron con los texturizados, lo que llevó al retiro voluntario del mercado de algunos modelos de implantes por parte de una famosa marca, sin que la FDA de los Estados Unidos de América recomienden sin embargo el recambio de quienes lo tienen.

    Últimamente se ha introducido en el mercado un implante cuya cápsula es de Micropoliuretano, el cual crea una fijación a los tejidos mayor, siendo muy usada en casos donde el implante se coloca por delante del músculo pectoral.

    El relleno del implante habitualmente se divide en dos:

    Solución fisiológica o Gel de Silicona.

    Los de solución fisiológica pueden ser sellados o con válvula; los sellados tienen su contenido fijo y no se puede aumentar o disminuir el volumen a demanda, mientras que los que tienen válvula a su vez se dividen en aquellos que solo se pueden llenar, o los que disponen de un mecanismo que se puede inflar de forma progresiva, y en caso de ser necesario, desinflar; estos últimos también son conocidos como expansores.

    Estos expansores son muy usados en cirugía reconstructiva en cáncer de mama donde no podemos colocar el volumen ideal en el momento de la primera cirugía y los vamos expandiendo (de ahí el nombre de expansores) poco a poco en el tiempo; también se drenan (vacían) parcialmente en ciertas ocasiones, como para recibir radioterapia.

    Los rellenos de gel de silicona son en este momento los más comunes en el mercado, vienen con un volumen ya predefinido. Quizás uno de los grandes avances que han existido ha sido la evolución de estos geles, al punto que hoy día al momento de una ruptura no tienden a esparcirse en el bolsillo.

    Nota histórica: En otras épocas hubo implantes rellenos de aceite, o de polipropileno (retirados del mercado desde principios de los años 2000), que iban absorbiendo fluidos dentro del cuerpo de forma que expandían, hasta ser de tamaño gigante, generando complicaciones.

    Existen unos implantes mixtos, con una pequeña cantidad de gel de silicona y después se expanden con solución fisiológica, que han sido usados más que todo en cirugías reconstructivas de la mama, posterior a mastectomías o a grandes defectos comésticos.

    Indicaciones

    Podemos dividir en dos grandes grupos, estéticos y reconstructivos:

    Estéticos:

    Es la que se realiza a aquellas personas que desean ir a una cirugía con implantes con el fin de mejorar su figura, sin que coexista ninguna patología que le condicione la forma ni el tamaño de la mama.

    Reconstructivos

    Se considera cirugía reconstructiva cuando con el proceso de colocar el implante lleva el implícito el reparar (por eso el término reconstruir) los defectos causados por una patología previa o por los tratamientos para corregirla. Técnicamente son cirugías que tienden a ser más difíciles y que en algunas ocasiones se deben realizar en más de un tiempo quirúrgico; no necesariamente cuando hablamos de enfermedades previas nos referimos solo a patología maligna, sino que hay condiciones benignas que pueden llevar a defectos cosméticos importantes.

    Vías de abordaje

    Tradicionalmente los abordajes en cirugía cosmética se dividen en 3, axilar, periareolar e inframamaria; cada acceso tiene sus particularidades y el cirujano debe tener un adecuado entrenamiento técnico del que use.

    ¿Cuál es la mejor vía de abordaje?

    No existe una vía que sea la mejor desde el punto de vista teórico y absoluto, va a depender de la experiencia y entrenamiento del cirujano, de las condiciones de la mujer (volumen y forma de la mama) y de los deseos que tenga. Esto debe ser explicado y acordado entre paciente y cirujano en la consulta.

    En cirugía reconstructiva la vía de acceso se planificará de acuerdo a las heridas que sean necesarias para la cirugía curativa que se haga, o en base a las cicatrices y antecedentes de cirugías anteriores que haya tenido la paciente; esto es así para minimizar las heridas y evitar hacer las innecesarias; por este motivo es fundamental que cirujano mastólogo y plástico tengan un adecuado plan de abordaje que se integre de forma tal que sea considerada una cirugía de dos tiempos y no dos cirugías simultáneas.

    Evaluación preoperatoria

    Toda mujer que va a cirugía mamaria de aumento debe tener obligatoriamente una evaluación mastológica, ya que el fin es descartar que tenga una lesión que se descubra en quirófano o posterior a la cirugía. Lo ideal es que si se descubre alguna lesión sea debidamente estudiada para tener un diagnóstico y de acuerdo a eso, establecer un plan de tratamiento. En ocasiones hemos diagnosticado lesiones malignas en el preoperatorio de una cirugía cosmética, que de no haber sido así, se hubiera perdido tiempo valioso en su tratamiento, además de perder la cirugía plástica si se la hubiera realizado.

    Los exámenes mastológicos que le corresponden dependerán de la edad, antecedentes personales y evaluación física, pero, siguiendo las normas de consenso de la Sociedad Venezolana de Mastología del año 2017 para pesquisa podemos resumirlas en:

    Mamografía: En mayores de 40 años siempre, entre los 35 y 40 de acuerdo al análisis de riesgo en la consulta mastológica y por debajo de los 35 en mujeres seleccionadas.

    Ecografía Mamaria: En menores de 40 años, y como complemento a la mamografía cuando esta reporte mamas densas.

    Agradecimiento: Las imágenes de implantes mamarios publicados en este artículo son cortesía de Polytech Venezuela®

    Aclaración: Las cirugías cosméticas, al igual que todo procedimiento quirúrgico, debe ser realizado por cirujanos especialistas formados en cursos de postgrado y acreditados en el área por las respectivas sociedades científicas.

    Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos en nuestros correos o a través de las redes sociales.

    ®2021 Dr. Humberto López-Fernández @mastologiaHLF

    Si me quieres contactar haz click aquí

    Si quieres suscribirte a la lista de correo para que te lleguen las novedades de primera mano, ve a este enlace

    Fotografía en medicina

    Si deseas compartir

    Hoy publicamos una entrevista que le hice a mi buen amigo y compañero de muchos años en quirófano Ricardo López Pérez, quien además de ser cirujano oncólogo, es un amante de la fotografía y excelente fotógrafo, con una agudeza visual para conseguir esos ángulos y mirada crítica para la mejor perspectiva, siendo extraordinario su trabajo en blanco y negro.

    El objetivo de la conversación de hoy se basa en la aparición de cada vez más cantidad de dispositivos fotográficos en la consulta, y a la proyección que hemos ido teniendo en las redes sociales, donde cada día más proliferan las imágenes, bien tomadas por los propios pacientes, y cada vez más, tomadas por los profesionales.

    Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp (Rembrandt 1632) Imagen de WikiImages en Pixabay

    HLF: ¿Para qué sirve la fotografía en medicina, sobre todo en Mastología?

    RLP: Históricamente la fotografía ha sido entre otras cosas un medio de registro. Para la medicina la fotografía representa a mi manera de ver las cosas, una evolución, pues en un principio se aplicaban técnicas de dibujo para describir de alguna manera por ejemplo tanto la anatomía, como algunas patologías también. De manera que con el advenimiento de la fotografía de alguna manera se simplifica y tiende a hacerse más fehaciente las representaciones fotográficas, bajo la premisa de que estas son una representación fiel de la realidad. “cosa que en realidad no es así”.

    HLF: ¿Qué cuidados debemos tener al momento de tomar una fotografía a pacientes? 

    Ahora bien cuando se trata entonces de fotografiar a un paciente hay varios aspectos a considerar:

    1.- Informar al paciente y solicitar su consentimiento.

    2.- Evitar exponer el rostro a menos que el paciente esté de acuerdo o colocar quizás algún medio para ocultar partes del rostro que lo pueden identificar como los ojos o bien algún otro elemento único, como tatuajes o prendas que sean exclusivos y que identifiquen al paciente.

    Creado por freepik
www.freepik.es

    3.- Es ideal que el ambiente donde se tome la fotografía tenga un fondo unicolor de manera de no incluir elementos de distracción para el observador.

    (imagen Creada por freepikwww.freepik.es)

    4.-Existen por supuesto una serie de aspectos técnicos a la hora de hacer una fotografía científica, donde pudieran incluirse: elementos de medición, que sirven para dar una aproximación a la realidad, iluminación especial, ya que no se trata de fotografía artística, ángulos de captura de la imagen, diferentes ópticas (lentes de cámaras) que se consideran ideales para diferentes tipos de fotografía y que merecen quizás todo un capítulo aparte para su explicación.

    5.- Finalmente diría que hay que conocer dependiendo del caso los diferentes planos de la fotografía en función de aquello que se quiera registrar. Por Ej. Planos generales, planos medios, primeros planos y planos de detalle entre otros.

    Planos fotográficos.
    Imagen cortesía Dr. Ricardo López P.

    HLF: Cuando fotografiamos un procedimiento médico ¿qué debemos cuidar?

    Cuando se trata de procedimientos médicos, bien sea quirúrgicos o no quirúrgicos, la señalización y explicación del procedimiento paso a paso a mi juicio es mandatorio, pues eso de que una foto vale más que mil palabras no siempre es cierto y en medicina menos. De manera que acompañar la fotografía con elementos de señalización y una leyenda explicativa del procedimiento es una buena manera de registrar procedimientos.

    HLF: Es ético hacer ediciones masivas a las imágenes médicas?

    RLP: Imagino que con edición masiva te refieres a edición exagerada de una imagen; a eso debo responder que la fotografía desde siempre ha sido editada antes de ser expuesta a los ojos del observador. Sin embargo cuando de fotografía científica se trata se supone que esta debería ajustarse bastante a la realidad, pero la verdad es que en el mundo actual donde la mastología colinda con otras especialidades como la cirugía plástica y reconstructiva la utilización de herramientas de edición como el photoshop están a la orden del día, de manera que depende de la responsabilidad de cada quien el ser lo más cónsono posible con la realidad.

    Designed by rawpixel.com / Freepik

    HLF: Se puede hacer fotografía médica con las cámaras de los móviles?

    RLP: Siempre se puede hacer casi todo tipo de fotografía con los dispositivos. Sin embargo hay que considerar que las cámaras de los dispositivos móviles casi siempre tiene un diafragma (apertura por donde pasa la luz) muy grande para poder resolver los problemas de luz, pero esto puede dependiendo de algo llamado distancia focal introducir elementos no deseables en la foto. Por otro lado casi siempre y de manera estándar la distancia focal de las cámaras de los teléfonos son muy cortas, lo que se traduce en una visión  amplia, conocida como gran angular, esto trae consigo deformaciones de la imagen, de allí la necesidad de conocer los que previamente se mencionó  como los diferentes planos de la imagen.

    HLF: Cómo debemos guardar las imágenes obtenidas? 

    RLP: De manera estándar los dispositivos móviles guardan las imágenes en formato jpg. Las cámaras fotográficas tienen una mayor gama de formatos donde los más grandes y pesados son los conocidos como RAW o NET, pero estos ameritan de un programa que permita visualizarlas, de manera que el .jpg sigue siendo el formato estándar.

    Una vez descargada la imagen en nuestro computador y editada dependiendo del destino final para el cual será utilizada estas pueden ser almacenadas en TIF, RAW, NET, JPG o PDF. Este último mantiene una buena resolución y son de fácil manejo y transporte.


    HLF: Para culminar, la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica y Reconstructiva tiene un Reglamento (agradezco a la Dra. Alejandra Navas -@dra.alejandranavasd en Instagram- por su facilitación) acerca del uso de imágenes médicas y redes sociales muy bien elaborado y completo, donde se destaca que las fotografías a ser publicadas por los profesionales de la salud deben ser lo menos impactantes posibles, respetando la privacidad de la persona y con la menor edición , de forma que respete la realidad.

    Por otra parte, este mismo reglamento instruye de forma clara que las imágenes deben ser guardadas de forma encriptada en sus dispositivos, para dificultar que en caso de robo sean públicas, y no deben tener referencia a la identidad de la persona.

    Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos en nuestros correos o a través de las redes sociales.

    ®2021 Dr. Humberto López-Fernández @mastologiaHLF

    Si me quieres contactar haz click aquí

    Si quieres suscribirte a la lista de correo para que te lleguen las novedades de primera mano, ve a este enlace

    Recomendaciones y errores a evitar ante el COVID19

    Si deseas compartir

    En días pasados escribimos el artículo “Reflexiones desde la cuarentena”, y debido a la aceptación recibida, decidimos escribir un segundo artículo haciendo énfasis en las recomendaciones que se han ido dando para evitar o al menos minimizar el riesgo de contagio, así como algunos errores que no debemos cometer; recordemos, no tenemos al momento de redactar estas líneas ni cura específica ni vacuna que nos haga prevenir esta enfermedad, así que, la estrategia es evitar el contagio.

    Esto se puede lograr mediante varios mecanismos:

    1ro) El distanciamiento o aislamiento social, también conocido como confinamiento o cuarentena, y de la cual hablamos en el artículo pasado; esta medida ha visto efectividad ya que al alejarnos de otras personas reducimos el riesgo de contagio, debido a que la dispersión de gotas de saliva mientras hablamos difícilmente lleguen más allá de los 2 metros, salvo cuando estornudamos, y esto lo veremos más adelante. De todas formas debemos tomar en cuenta que el aislamiento no nos protege de tocar superficies que hayan sido contaminadas previamente, y donde el virus se haya depositado logrando sobrevivir horas y hasta días de acuerdo al tipo de material.

    Hay una serie de medidas publicadas por la OPS (Organización Panamericana de la Salud) junto con la OMS (Organización Mundial de la Salud) acerca de cómo realizar el aislamiento social o confinamiento, tales como:

    • Evita los espacios compartidos dentro de casa, y estos que estén bien ventilados.
    • Evita las visitas en casa, puedes haber estado confinada, pero si te viene una visita, puede contaminar tu espacio así haya estado a más de 2 metros de distancia de ti.
    • Identifica un área dentro de casa donde pudiera aislarse algún integrante de la familia que pudiera comenzar a presentar síntomas sospechosos de COVID19.

    2do) Medidas de higiene:

    • Lavado de las manos: Se ha demostrado que la correcta higiene de las manos es una de las principales herramientas para evitar el contagio, no solo de COVID19, sino de otras muchas enfermedades. 

    El lavado de las manos como medida preventiva se origina en 1840 cuando Ignac Fülöp Semmelweis (1818-1865) en el Hospicio General de Viena observa y mide que la mortalidad materna en el Hospital era del 30% mientras que los partos domiciliarios eran del 15%; en esa época era común que los médicos y estudiantes pasaran de atender de unas pacientes a otras.

    Ignac Fülöp Semmelweis

    Esta simple observación hizo que el Dr. Semmelweis instaurara el lavado de manos con agua y jabón, disminuyendo las infecciones maternas a menos del 10% de las ingresadas.

    • Para que el lavado de las manos sea efectivo debe cumplir ciertas condiciones:
      • Tiempo: al menos durante 20 segundos.
      • Frecuencia: 
        • Cada 2 horas.
        • Siempre antes de tocarnos cara (boca, nariz, ojos).
        • Tan pronto toquemos alguna superficie que desconocemos su estado.
        • Al entrar en nuestro lugar de confinamiento si tuvimos que salir por algún motivo.
        • Antes y después de ir al baño.
        • Antes de asistir a cualquier persona en casa.
      • Sustancia: Debe realizarse con agua y jabón. En caso de no disponer de los mismos, podemos usar algún gel a base de alcohol 70% y lavarnos posteriormente tan pronto tengamos disponibilidad.
      • Técnica: El lavado debe cubrir toda la superficie de la mano, incluyendo los espacios entre los dedos (interdigitales) y las uñas, por lo que recomendamos tener un cepillo a mano.
    • Protección frente al estornudo

    Tradicionalmente en muchas sociedades, al momento de estornudar se cubría la boca con la mano, que consiste en un error, ya que de esta forma la mano se convierte en receptáculo de las microgotas que expelen al toser o estornudar. La forma correcta es cubrirse con el antecodo, o como en algunos sitios dicen coloquialmente, cubrirse como drácula. De esta forma, el aŕea que potencialmente podemos contaminar no estará en contacto de forma tan fácil con otras superficies.

    • Uso de mascarillas:

    Las mascarillas, coloquialmente conocidas como tapabocas, ha resultado ser un tema polémico, pues desde la misma OMS no se recomendó desde un inicio como un mecanismo de protección (solo indicaban que las debían llevar personas contagiadas o quienes fueran contactos estrechos); posteriormente la propia OMS ha ido cambiando estas recomendaciones a que todo el mundo la debería portar. Antes de esto sin embargo, muchos gobiernos ya la habían instaurado como medida obligatoria al salir a la calle, ya no para protegerte tú, sino para que los demás se protejan de ti en caso que estés contagiado y no lo sepas.

    De las mascarillas disponibles en el mercado, las efectivas son aquellas catalogadas como N95 y los diferentes modelos de mascarillas quirúrgicas; aquellas hechas de tela, u otros materiales como sábanas quirúrgicas, no son efectivas ya que el tamaño de sus poros son muy grandes y permiten el paso libre de los virus, tal como podemos observar.

    Ponerse y quitar la mascarilla tiene una técnica, sino, nos podemos contaminar en este proceso:

    • Previa a su manipulación debemos lavarnos las manos.
    • Debe cubrir boca y nariz, tratando que no haya espacios libres entre la misma y la piel, llegando hasta la barbilla.
    • No tocar la mascarilla mientras la usamos.
    • Si se humedece, cámbiela.
    • Para retirarla debemos quitarla desde atrás, evitando tocar la parte delantera; posterior a su desecho en un recipiente cerrado debemos inmediatamente volver a lavarnos las manos.
    La mascarilla NO se debe tocar

    Las mascarillas de un solo uso hay personas que, bien por la escasez de las mismas o por no romper el confinamiento para adquirir más, trata de realizar algún tipo de “desinfección” de la mismas, motivo por el cual desde el Servicio de Anestesia de la Universidad de Stanford diseñaron una tabla que indica claramente NO USAR alcohol ni productos derivados del cloro para limpiarlas, ya que disminuyen la efectividad de filtración de las mismas, al igual que disminuyen la carga de electricidad estática que ayuda a estos materiales a repeler microorganismos.

    Los métodos idóneos de desinfección son:

    • Exposición a la luz de lámparas ultravioleta por 30 minutos.
    • Horno a 70 grados centígrados por 30 minutos.
    • Vapor de agua hirviendo por 10 minutos

    Otras medidas:

    Limpieza y Desinfección: Aunque muchas veces se dan como sinónimos, son dos cosas diferentes:

    • Limpieza: Es el acto mediante el cual removemos suciedad, microorganismos (gérmenes) de la superficie. Aunque este proceso no mata a los gérmenes, puede lograr disminuir su población.
    • Desinfección: Proceso mediante el cual logramos destruir microorganismos, usando para ello sustancias químicas.

    Lo ideal es limpiar primero y desinfectar después

    Para limpiar usamos agua y jabón. Posteriormente se puede desinfectar usando soluciones de agua con cloro (diluir 4 cucharaditas de cloro por litro de agua); RECUERDA: al usar cloro debes evitar al máximo mezclar con otro tipo de productos tales como amoniaco. 

    Recordar que debemos usar guantes al momento de realizar esto y descartarlos adecuadamente posteriormente en un recipiente cerrado para evitar contaminación cruzada.

    • Se recomienda limpiar todas las superficies de contacto que puedan haber sido tocadas por otras personas.
    • Con respecto a los productos que traemos de la calle tales como bolsas y paquetes, no ha habido un consenso unificado, aunque en líneas generales usar un aspersor con alguna sustancia desinfectante (alcohol, germicida, etc) sobre bolsas y paquetes debería ser suficiente.

    Recuerda: Al no existir tratamiento específico ni vacuna al momento de escribir estas líneas, la medida que se ha visto más efectiva para aplanar las curvas de contagios y la diseminación de esta enfermedad, es la cuarentena; junto con ella el distanciamiento social incluso en el mismo hogar tratando de estar a no menos de un metro de distancia con otras personas, adecuada higiene de manos y cubrirse al estornudar o toser. 

    Estas medidas nadie las puede hacer por nosotros, son de nuestra responsabilidad, no solo para protegernos nosotros sino proteger a quienes nos rodean.

    Este artículo fue revisado y editado el 15 de noviembre de 2020 en base a los cambios observados con respecto a ciertas medidas de recomendación.

    Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos en nuestros correos o a través de las redes sociales.

    ®2021 Dr. Humberto López-Fernández @mastologiaHLF

    Si me quieres contactar haz click aquí

    Si quieres suscribirte a la lista de correo para que te lleguen las novedades de primera mano, ve a este enlace